Berlusconi en polémicos correos de Hillary Cliton

Berlusconi en polémicos correos de Hillary Cliton

En el marco del controvertido caso de los emails-gate de Hillary Clinton, un mensaje a la entonces secretaria de Estado por parte de su amigo y consejero desde hace años, Sidney Blumenthal, la invita a pedirle que presione al presidente Barack Obama a que llame a Silvio Berlusiconi, tras el ataque que este sufrió en la plaza del Duomo en Milán.
“Sería un gesto apropiado y de cortesía”, escribió “Sid” el 5 de diciembre de 2009, e incluso pone en guardia a Clinton: “el ataque llegó en un momento en el que Berlusconi comenzó a perder terreno político y su gobierno y su partido usaron eso para crear una ola de simpatía a su favor, afirmando que sus opositores sembraron un clima de ‘odio'”.
El premier italiano “hará ciertamente público el llamado, y la previsión de Blumenthal sostiene que que “sería vergonzoso si la comunicación no fuera usada solo como elemento de una campaña de simpatía contra las acciones judiciales”.
Blumenthal es un “amigo de Bill” (Clinton) y también de Hillary, de quien lo es desde hace años.
“Son muchos motivos por los que Obama debería llamar, no menos importante condenar la violencia contra un jefe de estado democráticamente electo. Sería curioso que un presidente estadounidenses no llamase a un jefe de estado de un país de la OTAN que fue físicamente atacado”, escribió a Hillary el amigo.
El correo electrónico es uno de los 4.000 dados a conocer el pasado lunes por el Departamento de Estado por un total de cerca de 7.000 paginas de correspondencia. Todos los mail fueron escritos usando la cuenta privada desde la casa de Clinton y no desde la página oficial del gobierno federal, una elección que Hillary recientemente definió como “un error”.
Varios mensajes revelan un interés constante de la actual favorita demócrata por la política interna. Según Blumenthal, por ejemplo, en un mail fechado como Election Day 2010, califica como “sórdido, perezoso y ebrio” a John Boehner, el titular de la Cámara apenas pasó a manos republicanas.
Así juzgan a sus colegas republicanos más jóvenes y más conservadores.
Los correos electrónicos abren una espiral en el mundo de Hillary. Surge también Chelsea, la hija de los Clinton, que pide a “mamá y papá” de quedarse como “soldado invisible” de sus actividades políticas y filantrópicas.
En este caso la Primera hija había enviado a los padres sus recomendaciones sobre el estado de ayuda a Haití después de un viaje a la isla, golpeada por el terremoto en nombre de la Fundación Clinton. Nada de ilegal en la correspondencia, sino que los roles son extremadamente confusos.

Fuente Ansa

Leave a Reply

Your email address will not be published.


− cinco = 4